Conéctate con nosotros

Deportes

Argentina y Países Bajos: un duelo histórico en busca de la gloria en Qatar

El conjunto albiceleste y los europeos se enfrentarán por los cuartos de final del Torneo de la Copa del Mundo. Con Messi por un lado y Van Gaal del otro, los equipos buscan la victoria y su pase a las semifinales.

Publicado

en

¿Volverá Ángel Di María a la titularidad o sigue sin recuperarse de su fatiga muscular? ¿En serio está en los planes de Lionel Scaloni poner línea de cinco defensores? ¿Va a estar Leandro Paredes desde el arranque? ¿Cuál será la estrategia para tapar los extremos del rival? Muchas conjeturas se analizan en la pizarra del DT de la Selección Argentina, en busca del pase a las semifinales del mundial de Qatar 2022. La cuenta regresiva a los cuartos de final ya está en marcha. La próxima estación se llama Países Bajos, un duelo con muchas historias y un significado especial, además de ser un choque con similares filosofía y estilo de juego, siempre pensando en el arco de enfrente. 

Compitieron en una segunda fase, en la final de un Mundial, cuartos y semis y hasta una fase de grupos. Hoy en Qatar son dos de los equipos que no corren con la etiqueta de favoritos pero siempre están al salto para hacerse notar. Con Lionel Messi todo es más ostensible, pero Países Bajos tiene un circuito colectivo que trasciende nombres. No están Bergkamp, Kluivert, los hermanos De Boer, Robeen ni Overmars, si nombramos a los más cercanos en el tiempo. Pero hay equipo que venderá cara su piel para seguir soñando con el esquivo título mundial para sus vitrinas. Y Argentina también figura en ese lote, con el sueño mundialista y apellidos que invitan a la ilusión, aunque la única realidad está en el campo de juego, once contra once. Los de afuera son de palo. 

Un duelo con historia  

Para mañana no hay certezas ni sentencias, Scaloni siempre se guarda un cambio sorpresa o dos, pero en este caso, teniendo en cuenta el andamiaje del equipo en la ruta del Mundial, todas las miras estarán puestas en la posible retorno de Di María, resguardado especialmente ante Australia en busca de tenerlo a punto, con cambio de filtro y aceite, para la batalla con Países Bajos. Si llega en plenitud física, se descarta que estará desde el inicio en el estadio Lusail. 

Ahora, ¿se prepara otro movimiento de nombres o de dibujo táctico? A decir verdad, el equipo neerlandés viene realizando un más que interesante Mundial, pasando con comodidad la fase de grupos aunque la única vez que pasó aprietos fue un con un rival sudamericano, cuando Ecuador le empató 1 a 1 y lo tuvo de rodillas en algunos segmentos del partido. El resto fue a voluntad: 2 a 0 sobre Senegal, mismo resultado ante el local Qatar y 3 a 0 en octavos de final ante Estados Unidos. Ocho conquistas, con Gapko como máximo artillero, con tres goles. 
Otra de las fortalezas del conjunto “naranja” es su experimentado DT, Louis Van Gaal. Hombre fuerte de mundiales, ya se cruzó en el camino argentino en semis de Brasil 2014, creador de un estilo ofensivo, siguiendo la línea de los orígenes de la famosa “Naranja Mecánica”. Es que Países Bajos antes de tener esa denominación oficial en FIFA fue Holanda, y su filosofía de juego fue inspiración e inspiración de varias generaciones. Es la misma camiseta, mismo escudo, mismo respeto al concepto. 

¿Sus hombres fuertes? Memphis Depay es el referente, en su segundo Mundial; Van Dijk un baluarte defensivo, con gran capacidad para salir jugando; Frankie De Jong para ser termómetro del mediocampo, sea de volante central o interior izquierdo, más el aporte con valor agregado de sus extremos Dumfries y Blind, con salida y llegada al área de enfrente. 

Ahora, ¿cómo buscará Scaloni neutralizarlos? El plan A siempre será poner a Lionel Messi a tomar el volante del equipo, conducción y liderazgo, acompañado con extremos y también toques internos para liberar las marcas y generar espacios. ¿Línea de cinco? Lisandro Martínez jugó en la liga de Holanda y conoce rivales, asoma como una firme opción, como para contrarrestar culturalmente también. Y eso les da libertad a los laterales, sean Montiel-Molina o Acuña-Tagliafico, para llegar con profundidad a los metros finales. A su vez, se cierra Rodrigo De Paul y puede aportar desde la creación, sin necesidad de hacer el andarivel. Para que el pase a Messi sea el primero, en ubicación y calidad. Claro, la otra opción es Leandro Paredes, de toque fino, pero nadie se anima a sacar de la cancha a Enzo Fernández, una de las figuras de Argentina en la Copa del Mundo, aunque puede ser también interior izquierdo (precisamente desde esa posición le anotó a México). De todas maneras, vale aclarar que Países Bajos se presenta con la misma idea de ataque: Argentina por primera vez enfrentará a un equipo que sale a buscar los partidos, algo distinto a los cuatro anteriores cruces, cuando los rivales utilizaron una estrategia ultra defensiva, sin dejar espacios. Ahora habrá más lugar para jugar, atacar y también con necesidad de mejorar en los relevos. 

Asimismo, Scaloni ha demostrado a lo largo de la Copa que no le tiembla el pulso para mover las piezas, donde solo Messi es intocable. Fueron perdiendo lugar Cristian Romero, Alejandro Gómez y Paredes, por ejemplo. Y no duda en patear el tablero si es necesario. 

Y lo importante es que los refrescos llegaron de jugadores que no iniciaron este proceso ni fueron campeones de América en el Maracaná, como Enzo Fernández y Alexis Mac Allister. Lisandro Martínez  no tuvo casi participación en esa copa, al igual que Julián Álvarez, una de las revelaciones. Es decir, no se “aburguesó” con los ganadores de ese título; por el contrario, sumó otros valores que hoy son fundamentales en la estructura. 
Ahora, ¿qué pasa con el cordobés Paulo Dybala? El ex Instituto, hoy en Roma de Italia y multicampeón con Juventus, todavía no tuvo acción de juego. Contra Australia hizo el precalentamiento en el complemento, pero a falta de 15 minutos volvió a sentarse en el banco. No hay animosidad: su estilo de juego es similar en condiciones al de Messi, pareciera que solo tendrá actividad si sale la “Pulga”. 

Mientras tanto, Argentina se prepara en pos del gran salto, en un equipo que fue de menor a mayor, que se sobrepuso al cachetazo que le propinó Arabia Saudita en el debut y hoy está en las puertas de la historia. Y que ante Países Bajos buscará escribir una página más, para tratar de alcanzar la gloria soñada en Qatar 2022. 

Existen cinco antecedentes mundialistas entre Argentina y Holanda (antes de ser Países Bajos). 

  • Segunda fase de Mundial Alemania ’74: Goleada 4 a 0 de Holanda. 
  • Final Mundial ’78: Triunfo 3 a 1 de Argentina y primera copa del mundo conseguida. 
  • Cuartos de final de Francia ’98: Festejo 2 a 1 de Holanda, agónico gol de Bergkamp. 
  • Fase de grupos en Alemania 2006: 0 a 0 con ambos equipos clasificados y con suplentes .
  • Semifinales de Brasil 2014: pasaje de Argentina a la final, por penales, luego de igualar 0 a 0, con Sergio Romero de héroe tapando dos penales. 

Fuente: La Nueva Mañana

Tendencias

Copyright © 2021 - Radio Vibra FM 106.9 | Juana Azurduy de Padilla 242, Alta Gracia, Córdoba |